Mitos y Misterios

No se puede evitar en un estudio serio sobre la Ruleta la mención detallada de los hábitos de la época, más aún recordando los sucesos que rodearon al nacimiento de la ruleta. Estas costumbres se refieren tanto a los procedimientos científicos antiguos, como así también a aquellos de origen esotérico que abundaban en esas épocas pasadas. Pero que quede bien claro que nuestro análisis estará totalmente despojado de cualquier aspecto religioso. Solamente el empirismo científico nos impulsa en este trabajo.

Condiciones históricas

Podemos situar el nacimiento de la ruleta, tal como se la conoce hasta nuestros días, sistema francés, con un solo cero, en un tiempo histórico conocido como el de la Edad Media.

El entorno que imperaba en aquellos tiempos, no fue nada propicio para los adelantos y nuevos descubrimientos científicos. Fuertes aspectos culturales arraigados en el seno social, conspiraban contra cualquier inquietud científica, considerándola como un acto de hechicería.

La Iglesia representaba la "verdad absoluta", la religión emprendía dura batalla contra la ciencia y la Santa Inquisición - brazo represor de ambas - condenaba a la hoguera a todo aquel científico que con sus ideas se atreviera a desafiar a esa pretendida verdad. Los científicos de aquel entonces fueron acusados de practicar la brujería y fueron salvajemente perseguidos. Esta época histórica fue conocida como la triste etapa oscurantista de la humanidad y precisamente en ella, nació este extraño artefacto.

La ciencia incipiente por aquellos tiempos, buscó amparo y protección en algunos reyes de Europa, quienes con sus ejércitos los protegieron, a cambio de compartir sus descubrimientos. Pero donde aquellos primitivos científicos demostraron su gran saber, fue precisamente en las formas que inteligentemente utilizaron para ocultar sus valiosos trabajos y sus grandes obras científicas.

Uno de los ejemplos más gráfico de lo antedicho reside en la magistral narración del Maestro Fulcanelli, cuando en su libro  “El Misterio de las Catedrales” (traducido a varias lenguas), muestra cómo los alquimistas de aquel entonces, ocultaron en el arquitectónico estilo gótico de las grandes catedrales europeas, la fabricación de la Piedra Filosofal, la "Gran Obra" de la antigua Alquimia.

En cada columna de aquel espléndido estilo arquitectónico, en las majestuosas formas y figuras de los riquísimos vitrales, en la imponencia de sus altares, estaba la clave de un lenguaje oculto que solamente aquellos "iniciados" de la ciencia podían leer e interpretar.

En este último párrafo radica la clave que puede desentrañar un misterio que rodea a la ruleta desde su aparición y también nos puede revelar el porqué de la gran "contradicción" que encontramos en su creador. La invención se le atribuye a Blaise Pascal. Es difícil imaginar que el  brillante matemático y filósofo francés haya pensado alguna vez que, un día, millones de seres humanos practicarían su juego en los elegantes casinos de la modernidad y menos a través del “hechizado” sistema del Internet.

Close